Fortalecimiento de la Red de Economía Solidaria Española en la promoción de los derechos socioeconómicos mediante un diagnóstico y sistematización de las experiencias referentes en 5 CCAA (Aragón, Cataluña, Madrid, Navarra y Euskadi)

 

El objetivo del proyecto ha sido el fortalecimiento de la Red de Economía Solidaria Española, especialmente en Aragón, Cataluña, Madrid, Navarra y Euskadi, que son los territorios de los que han participado diferentes entidades de REAS coordinando y llevando a cabo las tareas de investigación derivadas del proyecto. El eje central del proyecto ha sido la promoción y la defensa de los derechos socioeconómicos mediante la construcción de modelos económicos más justos social y ambientalmente.

El proyecto ha sido un encuentro entre la Economía Social y Solidaria (ESS) y los Derechos Humanos (DDHH).

Se han realizado actividades en base a tres aspectos: investigación sobre experiencias estatales referentes en ESS; Cuatro encuentros, en Aragón, Cataluña, Navarra y de nuevo, Aragón, para favorecer el conocimiento e intercambio de experiencias y las capacidades del sector; y una publicación y evaluación final que recogen las experiencias identificadas durante el proceso de investigación, desde un enfoque de derechos.

El enfoque de derechos tiene su origen en la ONU, hace aproximadamente dos décadas, y surge a partir de la necesidad de incorporar un enfoque de derechos humanos en la cooperación al desarrollo. Esta nueva perspectiva puso en el centro las necesidades de las personas y sus derechos identificando para cada necesidad los sujetos de los que depende el derecho en la práctica:

  • Titulares de derechos: todas las personas.
  • Titulares de obligaciones: la administraciones públicas que tienen la obligación de garantizar los derechos.
  • Titulares de responsabilidades: los actores privados (empresas, sociedad civil organizada, etc.) que no tienen responsabilidad legal pero cuyas acciones repercuten también en la posibilidad de disfrutar de estos derechos.

El enfoque de derechos tiene mucho que ver con la Economía Social y Solidaria en la medida en que desde ambas perspectivas el objetivo principal es situar a las personas (y sus necesidades) en el centro.

Aplicar este enfoque ayuda a la ESS a acercar nuestro discurso a un lenguaje más comprensible en la medida en que nos permite analizar las prácticas que ya veníamos desarrollando y:

  • Señalar la necesidad de que los proyectos económicos satisfagan derechos concretos a través de la autogestión y el emprendimiento.
  • Reforzar nuestro compromiso con el empoderamiento de todas las personas para la consecución de estos derechos.
  • Amplificar nuestro trabajo de reivindicación de derechos efectivos ante las administraciones públicas.

Se han recogido experiencias muy variadas que trabajan en la consecución de derechos muy diferentes y que lo hacen además desde estrategias muy variadas. Por poner algunos ejemplos la investigación incluye proyectos que tienen el derecho a la financiación y la redistribución de la riqueza como objetivo principal, proyectos que construyen derecho a la alimentación y a la tierra en su trabajo cotidiano, iniciativas que sitúan el derecho a la ciudad en sus reivindicaciones fundamentales, experiencias que garantizan el derecho al trabajo tanto desde el emprendimiento colectivo como desde la inserción social y la recuperación de bienes. Tienen también su espacio experiencias que trabajan en torno al derecho a la igualdad, a la justicia, a la energía, la información, la cultura, la educación, la vivienda, etc. En total 115 iniciativas y experiencias que estamos seguras de que resultarán inspiradoras. Para el equipo del proyecto ha sido una gran oportunidad para conocer de cerca las potencialidades de los proyectos de las redes a las que pertenecemos.

La publicación está en formato web e incluye también varios vídeos de algunas de las experiencias que se han considerado más representativas.
Puedes visitar la publicación en este enlace.

Ahora empieza un trabajo de difusión de los resultados que esperamos haga de este hito el comienzo de una larga relación de cooperación entre la ESS y el enfoque de derechos.

Idealoga ha participado en este proyecto como miembro de REAS Madrid junto a otras cooperativas que integran la red madrileña, Andaira y Altekio.