Idealoga, s. coop.mad., lleva 12 años gestionando y desarrollando el Servicio de Asesoramiento Integral al/la Joven y su Entorno, de la Concejalía de Infancia y Juventud, del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Desde el 2012 este servicio se desarrolla, junto con otros 3 servicios psicosociales municipales, desde el modelo de intercooperación, con otras entidades y personas de la Economía Alternativa y Solidaria, configurándose como un proyecto integral de atención y asesoramiento psicosocial a la ciudadanía del municipio de Rivas, y en estrecha coordinación con el personal técnico del Ayuntamiento.

En concreto, el Servicio de Asesoramiento Integral a Jóvenes se lleva a cabo en colaboración con otra cooperativa del grupo Tangente, Heliconia, s. coop.mad.

La revista municipal de Rivas Vaciamadrid ha dedicado un artículo a este servicio en el mes de noviembre de 2017:

Las personas menores de 30 años disponen de un servicio municipal de orientación, gestionado por psicólogas, que ayuda a resolver problemas e inquietudes.

La adolescencia es una de las épocas más complejas de la vida de una persona. La juventud sufre cambios hormonales y psicológicos que, muchas veces, hacen que los chicos y las chicas se encuentren fuera de lugar en el nuevo mundo que se les abre. Han dejado la infancia, pero todavía no saben lo que significa la edad adulta.

“El objetivo de la Asesoría Integral, que es un servicio de orientación para jóvenes, es ayudarles en esta fase crucial que es tan conflictiva”, comenta Eva Barrio, una de las dos psicólogas de esta asistencia que ofrece la ciudad de Rivas. Su compañera es Patricia Calvo.

Lo importante -recalca Eva- es que los y las adolescentes hagan la demanda ellos/as mismos/as, no que la haga la familia. De esta forma, vienen convencidos/as de que les/as podemos ayudar. No les/as ha empujado o forzado nadie“.

PROBLEMAS DE TODO TIPO:

Atienden casos de todo tipo: violencia machista, primeros abusos de drogas, de alcohol, depresiones, hijos e hijas envueltos en separaciones, conflictos entre sus progenitores, acoso escolar, baja estima, estrés, dudas e inquietudes sobre la sexualidad.

Hoy en día, también está muy presenta la tecnología, comenta la psicóloga: “Es cierto que ha provocado el aumento de los casos porque ha ampliado el espectro. Todos los problemas que tradicionalmente han existido se amplifican con internet y las redes sociales. Por ejemplo, antes te podían regañar por no hacer la cama. Ahora, es porque una madre o un padre no entiende por qué su hija o hijo está todo el rato con el móvil: comiendo, en la cama o estudiando. Cosas así de sencillas crean muchos problemas“, asegura.

“Este servicio, que lleva en marcha desde hace 14 años, atendió en 2016 a 947 personas de hasta 25 años, en el caso de las mujeres, y hasta los 30, en el de los hombres. Un 10 por ciento de esos casos suelen ser nuevos”, explica Beatriz Cubilledo, coordinadora de los servicios psicosociales municipales.

Una de las personas que ha decidido recurrir a esta posibilidad es C. B. -iniciales inventadas para preservar el anonimato-, un joven ripense de 26 años.“Yo sentía que algo no funcionaba dentro de mí. Me sentía abatido, triste, frustrado, como distante con el mundo y con el resto de gente. Fui porque me habían hablado de este servicio y un día me decidí a probar. No es necesario que vayas por los casos más graves o llamativos. Yo invitaría a quien lo necesite a que lo haga, simplemente, para sentirte mejor contigo mismo”, comenta.

SERVICIO INDIVIDUALIZADO:

La psicóloga Eva Barrio recalca que el servicio es individual y personalizado. “Puede haber sesiones con la familia o con el entorno, en caso de que las pida la usuaria o el usuario, pero si la terapia tiene que ser colectiva se pasa a Servicios Sociales, que es donde llevan los tratamientos familiares“, comenta. La primera fase consiste en un encuentro donde se realizará la valoración diagnóstica. A partir de esa evaluación, se propondrá un plan de trabajo.

“Si la persona que viene lo hace voluntariamente, el porcentaje de éxito es muy alto. Más del 75%. La gran dificultad es la frecuencia de tiempos, ya que tenemos mucha demanda y las sesiones suelen ser una al mes”, señala la especialista. El joven C. B. afirma que siempre estará “agradecido”.

“A mí me ha dado herramientas para conocerme a mí mismo, comprender a los demás y mejorar la resolución de conflictos. Lo que más agradeceré a Eva es la labor que hemos hecho de autoestima. La mayoría de veces nosotros mismos somos nuestro peor enemigo diciéndonos: ‘No sé hacer esto o lo otro, soy un desastre, así no voy a conseguir nada“.

LLEGAR A INSTITUTOS Y COLEGIOS

Tanto la psicoterapeuta como el joven usuario ripense coinciden en que, “aunque sea complicado, sería necesario que este servicio se extendiera a los centros educativos”. “Nos llegan personas por el boca a boca, de los médicos de cabecera, también debido a la crisis económica, ya que hay personas que no se pueden permitir una terapia privada¿ Lo ideal sería que cada comienzo de curso, los colegios y los institutos dieran charlas de orientación”, afirma Eva.

El joven ripense de 26 años recalca por qué: “Si se pudiera hacer esto, se identificarían antes los casos y se podría intervenir antes, no sólo cuando la persona da síntomas de sufrir problemas”.

EL FINAL

C.B. lleva más de dos años de terapia y “está llegando al final”, según comenta Eva Barrio, quien añade: “Ha hecho una labor fantástica”.

Este año acabará la carrera de Educador Social y seguirá ofreciendo su experiencia en el piso de menores en el que trabaja desde el pasado verano: “Yo he notado un cambio en mí mismo y quiero ayudar a quien lo necesite para que también lo consiga”, comenta el joven.·

Ver en web municipal:

http://www.rivasciudad.es/portal/contenedor_ficha.jsp?seccion=s_fnot_d4_v1.jsp&contenido=33084&nivel=1400&tipo=8&codResi=1&language=es&codMenu=99&codMenuPN=36

Texto: Eugenio G. Delgado.

Fotógrafo: Luis G. Craus.